El caso de Caballero concluyó con su fallecimiento y el de otros con secuelas estéticas y físicas graves. Poco a poco aparecen testimonios que si se hubieran hechos públicos en su momento, hoy tal vez, no se debería lamentar la pérdida de un ser humano.

En un hecho sin precedentes un joven clorindense fue literalmente despellejado cuando concurrió a un profesional médico para que le sacaran un tatuaje de su brazo. Es el caso de Tito Laterra, un joven operado en esta ciudad, quien mostró a los medios de prensa las consecuencias en su brazo.

El médico y dos auxiliares desde un tiempo a esta parte se estarían dedicando, como un ingreso extra, a borrar los tatuajes a jóvenes que necesitan ingresar a las fuerzas de seguridad que prohíben tatuajes en sus ingresantes.

Muchas versiones comenzaron a surgir en los medios de prensa tras el grave episodio en el Hospital Distrital, donde el joven policía Fernando Caballero perdió la vida días después de haberse sometido en esta ciudad a una intervención quirúrgica para sacarse tatuajes en los gemelos de ambas piernas y hay tres profesionales detenidos por lo ocurrido.

Ante la prohibición de los tatuajes para pertenecer a la Policía los jóvenes aceptaban la intervención y así comenzó el calvario de algunos y la muerte de otro.

La cuestión no solo tiene que ver con lo brutal de la intervención por parte de un profesional médico, sino también porque se realizaban en un hospital público y desde la ciudadanía clorindense afirman “porque fueron realizadas precisamente en un hospital público, con conocimiento o no de las autoridades del hospital, es imperioso que alguna autoridad explique a la sociedad esta terrible situación”.

Consecuencias

El caso de Caballero concluyó con su fallecimiento y el de otros con secuelas estéticas y físicas graves. Poco a poco aparecen testimonios, que por otra parte si se hubieran hechos públicos en su momento, hoy tal vez, no se debería lamentar la pérdida de un ser humano.

Muchos conocían, siempre por trascendidos, que los profesionales de la salud, hoy detenidos, estarían dedicándose a borrar los tatuajes.

Quienes estarían implicados serían el doctor Juan José V., la instrumentista Valeria L. y la enfermera Gladys O., quienes de acuerdo a las versiones que circulan en la ciudad venían hace tiempo realizando este tipo de cirugía.

Se busca información

La causa judicial por la muerte de Fernando Caballero está en curso; en principio fue lesiones gravísimas, pero al fallecer el joven de 34 años cambió la carátula a homicidio culposo. Caballero estuvo varios días internado en terapia intensiva del Hospital de Alta Complejidad de la ciudad capital.

La investigación judicial debe determinar quién es más responsable que otro, quien firmó alguna documentación de la intervención, qué tipo de anestesia le aplicaron, por qué falleció, e incluso comprobar si fue este solo caso o hay otros que no concluyeron con la muerte del intervenido y para ello es imperioso, de haberlo, que presenten a dar testimonio quienes pasaron por la misma experiencia.

Ricardo Romano
ricardo.romano.cn@outlook.com

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/clorinda/public_html/Sin.Vueltas/wp-includes/class-wp-hook.php on line 288