La extraordinaria bajante de los ríos Paraná y Paraguay comienza a complicar la salida al mar del vecino país. Autoridades del Sistema de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA) afirmaron que el nivel actual del río Paraguay está muy por debajo de lo normal. Es la tercera bajante histórica que se tiene y recordaron que algo similar ocurrió en 1988 y, mucho más atrás, en 1919.
La falta de lluvias en la región que provocó la extraordinaria bajante del río Paraná afecta también al río Paraguay en cuya alta cuenca no se registran lluvias de importancia desde hace más dos meses.
En el puerto de Formosa el río mide hoy 2,07 metros, desciende entre 4 a 5 centímetros por día y en tres meses bajó 7 metros llevando preocupación a las autoridades paraguayas ya que de continuar este ritmo de descenso se pueden alcanzar o superar los valores de 2012 cuando los buques de carga quedaron detenidos por la falta de calado.
El río Paraguay ya tiene antecedentes modernos de haber impedido la navegación desde el río Paraná hacia Asunción en los años 1912, 1988 y 2012.
El jefe de la Prefectura Formosa, prefecto principal Juan Carlos Roleri indicó que todo indica que la situación seguirá empeorando debido a la falta de lluvias.
Recordó que en esta misma época del año pasado, el río registraba una altura de 4,98 metros, lo que indica que para un mismo período, la diferencia es de más de 2 metros, con tendencia descendente. Incluso hay varios riachos y lagunas que ya no tienen cursos de agua que comunican con el río Paraguay a raíz de la bajante, como el caso del riacho de Oro.

Variabilidad climática

El fenómeno de bajante se acentuará con los años por la variabilidad climática, según explicó el representante del Instituto Nacional del Agua, Juan Borus: “Esta variabilidad significa pasar de mucha agua, mucha lluvia que provocó inundaciones a no llover nada de un día a otro. La variabilidad climática está totalmente alterada.
Por su parte, autoridades del Sistema de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA) afirmaron que el nivel actual del río Paraguay está muy por debajo de lo normal. Es la tercera bajante histórica que se tiene y recordaron que algo similar ocurrió en 1988 y, mucho más atrás, en 1919.
Borus indicó además que en Formosa “primero deberían normalizarse un poco las lluvias, si en la zona del Paraná se registran lluvias, tendría un efecto positivo para el Paraguay; para la Cuenca del Paraguay deberían existir lluvias, y todo parece indicar que iríamos a una normalización pero todavía es muy tibia esa apreciación. La bajante alcanzó su pico y estamos en el piso en todo el tramo compartido con Paraguay”.
Finalmente, afirmó que lo que sucede tiene que ver exclusivamente con la falta de lluvias en las cuencas altas y dijo que “el clima nos está desafiando de una manera increíble, tenemos una capacidad de prevención climática limitada y estamos pasando de una situación extrema a otra, hay que recordar que en el año 2019 pasó lo contrario donde tuvimos un primer semestre con niveles más bajos que los actuales y un segundo semestre con niveles de inundación”.

Ricardo Romano
ricardo.romano.cn@outlook.com

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/clorinda/public_html/Sin.Vueltas/wp-includes/class-wp-hook.php on line 288