Tras la presión del Gobierno y los cacerolazos, el máximo tribunal decidió que el juicio avance pese a no haber resuelto sobre los pedidos de nulidad.

La Corte Suprema sintió el impacto de los cacerolazos y las críticas del Gobierno a la resolución que parecía postergar el inicio del primer juicio oral contra Cristina Kirchner, y este jueves decidió devolver el expediente para que, tal como estaba previsto, el próximo martes empiece el proceso contra la ex presidenta.

Tras recibir esta mañana el expediente de más de 50 cuerpos de la causa “Vialidad”, donde se juzgarán las presuntas irregularidades en la entrega de contratos de obra pública a Lázaro Báez, el máximo tribunal emitió un comunicado a través del CIJ en el que aclara que la medida no afecta el comienzo del proceso.

“El pedido de autos solicitados por esta Corte no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido”, dice la nota. “La medida es al sólo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno”, agregan los jueces.

Marcos Peña cuestionó el fallo de la Corte en favor de Cristina: “Se rigen por encuestas”

Se trata de una evidente marcha atrás de la Corte, que ahora decidió que el juicio avance pese a no haber resuelto sobre los pedidos de nulidad de las defensas de Cristina y el resto de los acusados. Lo llamativo es que ahora se supone que el proceso se llevará a cabo en base a pruebas que al mismo tiempo -se supone- estará analizando la Corte para determinar su validez.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com