Doce días después, se hace público por los medios de comunicación que el señor Samid tenía requerimiento de Interpol y mi compañero se entera por los medios, reconociendo que lo había atendido, pero sin siquiera saber de quién se trataba

La Dirección Nacional de Migraciones le inició un sumario administrativo al empleado “por sellar la salida del pasaporte” de Alberto Samid en el paso fronterizo de Clorinda sin ser registrado en el sistema, que aparentemente no funcionaba. Esto había ocurrido en la madrugada del pasado 24 de marzo, cuando el empresario de la carne requerido en ese momento por la Justicia salía de la Argentina hacia Paraguay. Guillermo Sánchez, delegado ATE en Migraciones habló sobre la situación del trabajador sumariado.

“Estamos todos sorprendidos, porque le inician un sumario de trabajo a un compañero, porque el día 24 de marzo se presente una persona caminando, presenta su pasaporte el verifica y lo carga en una planilla; se le selló el pasaporte y salió del país, inició diciendo. “Estuvimos durante dos días trabajando sin sistema, una herramienta fundamental donde se cargan los documentos de las personas que ingresan o egresan del país; por lo que quedó constancia y cuando anduvo el sistema se hizo la carga”, remarcó.

“Doce días después, se hace público por los medios de comunicación que el señor Samid tenía requerimiento de Interpol y mi compañero se entera por los medios, reconociendo que lo había atendido, pero sin siquiera saber de quién se trataba”, expuso a la AM990.

Cabe destacar que todo el registro quedó en el sistema y en la verificación se logró comprar que todo estaba asentado en los libros. La caída del sistema ocurrió en toda la región y también afectó a otros pasos fronterizos durante esos días.

“El sistema es obsoleto y no podemos seguir trabajando de la manera en que la hacemos. Este trabajador no tiene ninguna responsabilidad y sólo están buscando a un responsable; siendo nosotros unos perejiles que debemos tapar la macana que se mandó algún funcionario”, lamentó Sánchez.

Según el delegado ATE en Migraciones, el trabajador afectado se le retiraron los sellos y está imposibilitado en realizar sus funciones. “Se está viviendo una injusticia y por eso decidimos ir a una asamblea, donde se resolvió estar en estado de alerta y con un control estricto en nuestros lugares de trabajo”, remarcó.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com