Gracias a un trabajo conjunto de la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay (SENAD) y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) argentina, cayó una banda de narcotraficantes que pretendía ingresar al país con 4.000 kilos de marihuana. Cuatro hombres fueron detenidos.

Los mismos fueron identificados como Héctor Ricardo López, de 32 años, suboficial inspector (en actividad) de la Policía Nacional de Paraguay; Aníbal Vera, de 52 años; Carlos Daniel Figueredo Oviedo, de 20 años; y B.G.B.A., menor de edad.

El vehículo de gran porte habría salido la zona de Maracaná, localidad cercana a la frontera con Posadas (Misiones), y se dirigía con destino a Mayor Otaño, al noreste paraguayo. Desde allí, los delincuentes pretendían cruzar la droga a la Argentina.

El camión iba seguido de un vehículo marca Toyota Vitz color rojo, que iba de “puntero”. Al ver la presencia policial, intentó huir. Tras unos kilómetros de persecución, el automóvil sufrió un vuelco cayendo en una cuneta, ya en cercanías de la localidad de Maciel.

Fuentes oficiales informaron que el operativo, realizado en el departamento paraguayo de Caazapá, incluyó una persecución cinematográfica luego de que los narcotraficantes advirtieran la presencia de las fuerzas e intentaran eludirlas.

Fuentes de la investigación confirmaron que dentro del camión había casi 4 mil kilos de marihuana comprimida en panes que habían sido cuidadosamente escondidos bajo piedras.

El trabajo conjunto entre la AFI y el SENAD surge de un convenio firmado en 2017 que busca combatir el crimen organizado -principalmente el narcotráfico y el lavado de dinero– en esa zona del continente.

Como parte del operativo, la AFI coordinó su accionar con la Gendarmería. El operativo estuvo encabezado por la fiscal Zully Figueredo, quien dispuso el traslado de los detenidos, junto con los vehículos y las evidencias hasta la base de la SENAD, donde se procederá al pesaje y análisis correspondientes.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com