REFSA ha sido puesta nuevamente en evidencia con facturaciones “diferenciadas” en un mismo barrio y con bonificaciones inentendibles respecto de las facturaciones.
La prestataria REFSA del gobierno provincial ha sido puesta nuevamente en evidencia con facturaciones “diferenciadas” en un mismo barrio y con bonificaciones inentendibles respecto de las facturaciones siderales que obliga a pagar a la mayoría de los vecinos de la ciudad de Formosa y otras con consumos elevados, pero pagando mucho menos el servicio.

La falta de transparencia de la distribuidora estatal tuvo su punto máximo cuando tuvo que devolver, denuncia mediante, millones de pesos por una tarifa social que no habían aplicado a miles de formoseños.

Por el hecho salió “eyectada” la anterior gerente, Miriam Roqués pero las circunstancias a falta de control del ente regulador de servicios y obras públicas (EROSP), se siguen dando situaciones “para nada claras” con el actual gerente, Benjamín Villalba.

El mes pasado los usuarios del servicio tuvieron una dificultad respecto del pago de las facturas, aparentemente por un cambio en el código de barras de las mismas. Si bien se prorrogaron los vencimientos, los plazos respecto de la facturación dieron lugar a dudas respecto si se aplicaron en las facturas los aumentos en el kilowatt consumido antes de lo anunciado a nivel nacional.

altaltA pelando a la estrategia de “aturdir” al usuario con los aumentos, no han explicado ni en esta gestión ni en la gestión anterior, la deuda de clubes, entidades municipales, provinciales con un consumo elevado de energía, pero a los cuales no se les aplica el mismo celo para el corte que a los usuarios comunes.

REFSA tampoco ha blanqueado la deuda que posee con la mayorista de energía CAMMESA y cuál es el plan de pagos para que no suceda, lo que viene sucediendo en Chaco, es decir cortes preventivos a manera de avisos para ponerse al día. Tal cual como la distribuidora local hace con los formoseños.
En las últimas horas se conoció la inexplicable diferencia en el precio del kilowatt de dos facturas a vecinos del mismo barrio.

Una de ellas de un usuario residencial, aparentemente empleado de REFSA con una bonificación de alrededor de $2400, con un consumo mensual de enero de 1120 Kw termina pagando en el segundo vencimiento la cantidad de $854.

En el mismo barrio, otro vecino, que no tiene privilegios como los empleados y los organismos públicos, pagó por el mismo mes de enero por un consumo de 555 Kw (la mitad del anterior), la cantidad de $1.824, también en el segundo vencimiento.

En la comparación, el primero consume el doble de energía y paga menos de la mitad que el segundo.

Como para muestra basta un botón, dos botones sería reforzar la falta de transparencia de la prestataria, la circunstancia de facturación “mágica” de REFSA muestra también en un aviso de corte, la cantidad consumida bimestral de aproximadamente 2600 Kw con un consumo mensual promedio de 1300 Kw al mes de diciembre de 2018 con una deuda reclamada de $292,72

tomando en cuenta que no operaba el aumento, no cierra bajo ningún punto de vista.

Las inequidades en las facturas respecto de gente que paga menos, por las razones que fuere, sin que esto tuviera que ver con la tarifa social en el caso de lo facturado en diciembre o lo facturado en enero como en el primer caso expone nuevamente el accionar discrecional de REFSA respecto de los vecinos, cobrándoles el doble a algunos, la mitad a otras y nada a un montón de funcionarios y organismos públicos sin contar los “colgados”.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/clorinda/public_html/Sin.Vueltas/wp-includes/class-wp-hook.php on line 288