El procedimiento se inició en Chubut durante el control de un micro. Liliana Alcaraz -de espaldas- tras la detención de Gendarmería.

La justicia federal de la provincia de Chubut investiga conexiones entre una presunta red de trata de personas internacional y una mujer con doble nacionalidad domiciliada en Bahía Blanca, a quien Gendarmería detuvo en los últimos días en Trelew, cuando aparentemente “custodiaba” a 4 jóvenes paraguayas durante un viaje a Chile, adonde las iban a explotar sexualmente.

Los investigadores además vinculan a la acusada -paraguaya/chilena y de 30 años- con posibles ramificaciones de la organización delictiva en Punta Alta, donde vivió antes de radicarse en Bahía Blanca, según pudo averiguar “La Nueva”.

Por el resultado del operativo, el juez federal de Rawson, Guillermo Lleral, procesó con prisión preventiva a Liliana Alcaraz, quien desde hace aproximadamente 3 años tiene domicilio en las cercanías de la terminal de ómnibus San Francisco de Asís.

La maniobra se descubrió -casi de casualidad- el 12 de enero pasado, cuando un grupo de gendarmes chequeó la documentación de los pasajeros de un colectivo que tenía por destino Comodoro Rivadavia, en un control en el kilómetro 1448 de la ruta nacional 3, a la altura de Trelew.

Al ver a los uniformados, una de las cuatro víctimas se quebró. En medio de llanto y una tensa situación, les aseguró que estaban siendo trasladadas contra su voluntad desde hacía 3 días “por una red de trata con destino final incierto” pero seguramente en Chile, cruzando la provincia de Santa Cruz en su camino a Punta Arenas.

Las otras 3 chicas rescatadas declararon encontrarse en la misma situación y también señalaron a Alcaraz como la encargada de conducirlas a tierras trasandinas. Por ese motivo el magistrado actuante dispuso la detención de la mujer.
Organización
El comandante general Manuel Caraballo, a cargo de la región V de Gendarmería, con asiento en la ciudad de Bahía Blanca y jurisdicción en gran parte de la Patagonia, precisó que las 4 víctimas tienen entre 25 y 28 años y se las incluyó en el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas Damnificadas por el Delito de Trata.

A opinión de Caraballo -con responsabilidad en Neuquén, Río Negro, Chubut, sur de la provincia de Buenos Aires y La Pampa-, la banda opera de manera “organizada” y estaría compuesta por numerosos integrantes.

“Reclutan a ciudadanas paraguayas en el departamento Caaguazú, Paraguay, las hacen ingresar en la Argentina, las retienen un tiempo en Buenos Aires y después las envían hacia el sur del país para cruzarlas a Chile, donde las explotan sexualmente en locales nocturnos de Punta Arenas”, confirmó el jefe de Gendarmería.

“Una vez que están en Buenos Aires, las embarcan a Bahía Blanca, donde una persona de sexo femenino (por Alcaraz) aborda el colectivo y hace las veces de custodia o guía de las víctimas”, agregó.

Personal de la citada fuerza identificó a otras víctimas de trata durante el procedimiento en la ruta 3.

“Se detuvo a Alcaraz por formar parte de esta red de trata de personas y en Chile se investiga a otra mujer de nacionalidad paraguaya. Está confirmado que las mujeres rescatadas iban a ser explotadas sexualmente, porque una de ellas se quebró, se acogió a la figura de testigo protegido y relató lo que sucedía”, sostuvo.

Operan con un sistema de posta

Las 4 víctimas llegaron a Bahía Blanca en un colectivo de larga distancia procedente de la estación Retiro, en compañía de otro supuesto tratante que al parecer regresó a Buenos Aires luego de “entregarlas” a Alcaraz.

“Bahía Blanca sería el lugar propicio para hacer un sistema de posta en el traslado de las víctimas desde el norte de Argentina y países vecinos, como Bolivia y Paraguay, previo a la explotación de las mujeres”, explicaron desde la sede central de Gendarmería, a través de un comunicado de prensa.

Mediante las imágenes grabadas por las cámaras de la terminal de ómnibus local se estableció que Alcaraz recibió a las chicas en esas instalaciones, donde hicieron un trasbordo y juntas continuaron el viaje hacia el sur argentino, con Chile como destino final.

A partir de ese dato se descarta que las jóvenes foráneas hayan trabajado bajo coacción en Bahía Blanca.

La captación de las mujeres en Caaguazú se concretó mediante ofertas laborales falsas para trabajar como servicio doméstico, costureras, meseras u otros empleos en el sur de Argentina y Chile.

Hasta ahora, de acuerdo con la información suministrada por la Policía de Investigaciones chilena a Gendarmería, no se rescataron mujeres víctimas de trata en Punta Arenas.

“La mayoría de las víctimas de trata de personas internacional es captada por alguien de su comunidad, generalmente una mujer”, señaló Caraballo.

“En Buenos Aires tienen a las mujeres en asentamientos y las hacen trabajar. Después las traen a Bahía para que otra persona tome la posta y las cruce a Chile, por tener doble nacionalidad”, como es el caso de Alcaraz.

Por distintos pasos fronterizos, Gendarmería registró traslados de Alcaraz entre Paraguay y Argentina, Argentina y Chile y Chile y Argentina.

“Se registraron movimientos de la imputada en el paso fronterizo internacional Cardenal Samoré, y tuvo estadías en la zona de Neuquén y Bariloche. Estamos investigando para determinar los posibles contactos (vinculados con la trata) que Alcaraz tendría en esos lugares”, informó el vocero.

Para tal fin la justicia ordenó peritar dos celulares que portaba la mujer domiciliada en Bahía Blanca. Fueron enviados a Gendarmería Bariloche, donde trabajan con el sistema Ufed-Touch, que permite un análisis profundo sobre los teléfonos.

El resultado de ese estudio, según se cree, se conocerá en el transcurso de la semana próxima, con lo cual los investigadores podrían avanzar hacia otros eslabones de la organización.
La Nueva – (Tiempo Sur)

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/clorinda/public_html/Sin.Vueltas/wp-includes/class-wp-hook.php on line 288