Vecinos del Km 11 sobre el camino a Puerto Pilcomayo se quejan por como la empresa encargada de la construcción de la toma de agua de la nueva planta potabilizadora, que paralizó su construcción, pero dejó en un lamentable estado las bajadas de la Ruta.
Las calles quedaron un desastre, no pueden transitar y ni siquiera pueden caminar por ellas. En esta etapa donde están regresando a sus hogares no lo pueden hacer con vehículos y no pueden cargar sus enceres.
Además, denuncian, que dejaron montañas de tierra y que no saben a quién recurrir por ello lo hacen a los medios de comunicación esperando que alguien se haga cargo para poder regresar a sus hogares ahora que el Río Paraguay está en menos de 5 metros y les da la posibilidad de dejar la precariedad en la que viven sobre la Ruta.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com