La vigencia de los controles migratorios para cruzar la Pasarela de La Fraternidad, tanto desde Clorinda hacia Nanawa como viceversa, siguieron ayer, aunque ya había finalizado la Cumbre del G-20 en Buenos Aires. Es que inicialmente se había anunciado que el control migratorio en este cruce fronterizo peatonal obedecía pura y exclusivamente a las medidas dispuestas desde Nación con motivo de la Cumbre de los líderes del G-20, tal como incluso lo había manifestado en su muro oficial el Municipio de Nanawa. Ayer, desde horas tempranas, pudieron verse largas filas de personas que esperaban cruzar a Nanawa para realizar alguna compra y de quienes tenían además intención de llegarse a Clorinda desde el Paraguay para alguna transacción comercial.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com