O

currió en la calle Belgrano y Brandsen de esta ciudad capital, donde la Policía incautó más de 7 kilos de cocaína y aprehendió a un joven de 22 años de nacionalidad paraguaya, que ya se encuentra a disposición de la justicia.
En el marco de las políticas públicas de seguridad y lineamientos del Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, a cargo del Dr. Jorge Abel González, la Policía incrementó la cantidad de procedimientos en la lucha frontal contra el narcomenudeo, con una importante cantidad de secuestro de estupefacientes, desarticulando presuntos centros de distribución y poniendo a disposición de la justicia a aquellas personas dedicadas a esa actividad ilícita.
En este sentido, alrededor de las 09:15 horas de ayer, una persona alertó a los efectivos policiales que se encontraban de consigna en la intersección de las calles Belgrano y Brandsen de esta ciudad capital, acerca de un hombre que se desplazaba a pie por el sector trasladando un carrito de compras.
Tras observar al sujeto, los uniformados pretendieron identificarlo, y al advertir la presencia de los efectivos policiales arrojó el carrito en el lugar y se dio la fuga, perdiéndolo de vista al ingresar hacia el sector de la feria.
Inmediatamente la oficial a cargo se comunicó a la línea de emergencias 911 y solicitó la colaboración de las demás dependencias, aportando las características físicas y vestimenta, situación que se replicó vía radial para todos los móviles, sección
motorizada y efectivos que se encontraban en las inmediaciones realizando tareas en prevención de ilícitos.
Minutos después personal de la zona I del Comando Radioeléctrico Policial informó que demoraron a un joven de 22 años de nacionalidad paraguaya, con similares características al sujeto buscado, cuando se disponía ingresar a un automóvil Chevrolet Onix color blanco, ubicado en la intersección de las calles San Martín e Irigoyen.
En presencia de testigos se verificó el interior del bolso que se encontraba en el carrito, encontrándose con siete paquetes –ladrillos- de forma rectangular envueltos con cinta de embalar, presumiendo por sus características que se trataba de estupefacientes.
Se requirió la presencia del personal especializado de la Dirección General de Drogas Peligrosas, quienes realizaron una incisión y extrajeron una porción de la sustancia blanquecina para realizar el test de orientación química, arrojando positivo para clorhidrato de cocaína, arrojando un peso total de 7,260 kilos, procediéndose al secuestro y detención del sujeto.
El resultado se informó al Juez de Instrucción y Correccional contra el Narcocrimen, Dr. José Luis Molinas, a la Secretaria Penal, Dra. Yanina Gutiérrez, al Subjefe de la Policía Comisario General José Antonio Ruiz, al Director de la Dirección de Drogas Peligrosas, quienes momentos después se hicieron presentes en la escena del hecho.
Ante el hallazgo, el Juez dispuso la requisa del vehículo al que pretendía subir el detenido, trasladándose para ello al playón ubicado en San Martín e Irigoyen. Allí, secuestraron un teléfono celular, pendrive, llaves y otros elementos de interés para la investigación.
En virtud a la magnitud del procedimiento sin precedentes en la fuerza provincial, y que el estupefaciente posee un avalúo de 5 millones de pesos, las primeras diligencias realizadas por la Policía bajo la dirección de Juez del Narcocrimen, serán remitidas a la justicia Federal con asiento en la provincia.

ADA ROMANO
ricardo.romano@clorindanoticias.com