Por  Ricardo Romano.
Cuenta Don Hipólito Solari Yrigoyen, que, en un 17 de agosto, pero del 76 fue secuestrado por los militares represores, decía ayer al recordar tan triste día:

“Fue también un 17 de agosto, de 1976, que fui secuestrado por el ejército, en la madrugada, en mi casa de Puerto Madryn y me dispararon un tiro que me rozo la frente y me llevaron a un campo de exterminio denominado “la escuelita” en Bahía Blanca. Según supe después, saquearon mi domicilio y me robaron mi auto, el que apareció volado con explosivos. Pasé a ser un desaparecido. Ese fue el comienzo de un largo período de sufrimientos en que nunca fui acusado de nada ni juzgado por nadie. Así honraban los militares de esa época, con Videla al frente, el día del Libertador”. Decía.

El día 17 de agosto de 1976, Mario Abel Amaya e Hipólito Solari Yrigoyen fueron secuestrados simultáneamente. Ambos habían sido militantes universitarios reformistas, y luego de recibidos se dedicaron a asesorar a trabajadores y sindicatos. Como parte de ese rol, comenzaron, desde 1970, a defender a presos políticos detenidos en la Cárcel de Rawson, entre ellos al dirigente Agustín Tosco. Solari Yrigoyen sufrió el primer atentado que perpetra la AAA. Como consecuencia de las torturas sufridas durante su secuestro y porque le negaran sus medicamentos Amaya muere. Esa actitud de lucha frente a la injusticia, constante preocupación frente a la pobreza y la marginalidad, convicción democrática le costaron la vida. Tomamos su mensaje, su lucha y su compromiso como ejemplo de militancia.
¡Nunca más!

Ricardo Romano
ricardo.romano.clorinda@gmail.com

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/clorinda/public_html/Sin.Vueltas/wp-includes/class-wp-hook.php on line 288