VENDEDOR AMBULANTE DENUNCIA PERSECUCIÓN POLICIAL Y MUNICIPAL

El hombre hace torta parrilla en la cabecera del Boulevard como medio de vida y asegura que es la tercera vez que los funcionarios Rolón y Arias de Inspección urbana municipal, acompañado de comitiva policial lo desalojan de su lugar donde se gana la vida.
Confundiéndose con un operativo contra mal vivientes, pero que solo se trataba de un desalojo a un hombre que hace torta parrilla; en la mañana del jueves dos vehículos policiales con varios agentes, más personal municipal se llegaron hasta la cabecera del Boulevard de las viviendas dónde cocina torta parrilla un hombre de unos 40 años, acompañado de su madre que vende remedio yuyo, para notificarle que se tenía que retirar del lugar.
Hubo momentos de mucha tensión, el hombre entró en una crisis de nervios hasta romperse en llanto, mientras que la madre pedía por favor que lo dejen trabajar.
Vecinos indignados contaron que la cosa se puso más fea cuando los funcionarios alzaron y llevaron la parrilla del hombre hasta el otro lado de la calle donde supuestamente, ahí si podía vender su torta parrilla.
El hombre, dijo que se trata de una persecución de Rolón y Arias hacia su persona por ideologías política que nada tienen que ver con el trabajo diario para ganarse la vida.