VIVIR SE PUEDE… PERO NO TE DEJAN.

Por Ricardo Romano.

Es muy difícil para la gran mayoría del pueblo argentino, vivir en la situación en que está la economía actualmente.

El presidente Macri dijo entre tantas cosas, que bajar la inflación “era una cosa fácil”. A más de dos años de gobierno, no solo que no lograron bajar la inflación, sino que cada día, es más, no me rijo por los parámetros ni los números oficiales, ya que descreo en ellos, ya nos mintieron doce años y nos siguen mintiendo.

El tema es fácil y todo argentino es experto economista, es la economía familiar, cuando en 15 días aumentan dos veces los combustibles, sabemos que esto se refleja en los productos del hogar, hoy ir al supermercado es comprar solo productos de segunda o tercera marca e ir a comprar solo lo necesario para comer, nada de jamón crudo o la típica picada a la que estábamos acostumbrados, la carne tiene precios prohibitivos y así el alimento que se les ocurra comprar.

Estamos hablando de una persona que tiene la suerte de trabajar, porque hay miles de desempleados, sub empleados, miles que ciudadanos que viven de planes sociales y miles de extranjeros que viven del esfuerzo del argentino que trabaja.

Entendemos que CAMBIEMOS, como tal no existe, el gobierno lo ejerce el PRO y usan como aliados a algunos ministros como Jorge Triaca, que es hijo de un sindicalista peronista, pero Él es un oligarca y de su padre mejor ni hablar, o el caso del ex ministro Ricardo Buryaile, también un oligarca que fue despedido para ser reemplazado por un oligarca mayor tal es el caso del actual ministro Luis Miguel Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina.

El radicalismo mansamente ocupa los cargos que el PRO quiere darle, pero ya hay un movimiento radical encabezado por Ricardo Alfonsín y otros dirigentes que no comulgan con el gobierno que quieren internas en todos los distritos, o tal vez ir solo el radicalismo con la tradicional lista tres.

Lilita Carrió, dice y se desdice tantas veces como le convenga al gobierno y la oposición es otro tema, no existe.

Macri ganó las últimas elecciones por poco margen y con la ayuda del aparato radical, único junto al justicialismo con referente en todos los distritos del país ya que el PRO es un partido que existe solo en la ciudad de Buenos Aires.

Cuando la oposición dice que este es un gobierno para ricos, no sé si es verdad, lo que sé es que la clase media baja y los pobres viven cada vez peor en Argentina.