“CLORINDA VA SER LA PUERTA DE ENTRADA, MAS LINDA DEL PAIS”.

Casi todos los medios titularon que, en su visita a Clorinda, el gobernador dijo: “Clorinda va ser la puerta de entrada, más linda del país”.

Por Ricardo Romano.

Nada más alejado de lo que realmente expresó Insfrán, cuyo mensaje fue: “juntos hagamos que esta puerta de entrada a la Argentina sea la más linda del país”, y además para no dejar dudas aseguró que todas las obras en ejecución y señaladas antes por Celauro, “se están realizando con fondos provinciales”

Ser no es lo mismo que hagamos, el gobernador sabe que Clorinda está a kilómetros de ser la ciudad más linda, además con intendentes como Crivelli o Celauro que son los últimos, nuestra ciudad está básicamente peor que antes.

Pocas o casi nulas obras de parte de la municipalidad, el pavimento cada vez está más viejo y los parches celauristas duran poco, en meses y a veces en semanas florecen los baches y es dinero mal gastado, los barrios en su mayoría sin cloacas ni pavimento, ni tan siquiera enripiadas.

Sin mercado concentrador, sin tratamientos para la basura, sin terminal, sin un polideportivo acorde a la segunda ciudad de la provincia.

Por otro lado, el comerciante, el empresario, solo se dedica a vender productos que compren los paraguayos, es decir el clorindense y Clorinda les importa un pito.

Nadie hace inversiones, como por ejemplo un micro cine, piletas de natación, buenos hoteles, buenos restaurantes, en fin, comercios para el bienestar del clorindense y la belleza de la ciudad.

  Hay comercios en la avenida San Martín, que venden millones de pesos anuales y están igual que hace 30 años, ni siquiera pintan, los frentes de los comercios demuestran el desamor que tiene el comerciante por la ciudad.

En cuanto al ex predio de la Fuerza Aérea, que muchos soñábamos que allí sería la nueva Clorinda, el Intendente Celauro se encargó inexplicablemente de darle gratis el tendido eléctrico a REFSA, y además hay que tener en cuenta que, a 30 metros de cada lado del tendido eléctrico, no se puede utilizar, además en complicidad con sus concejales, el radical Acosta y los tránsfugas Andrea Gaete y Nelson Gutiérrez, Celauro puede dar o concesionar a su antojo los terrenos de ese predio.

Mucha gente soñó con una gran avenida de entrada, una nueva municipalidad, juzgados, concejo deliberante, en fin, un barrio cívico, con barrios nuevos, con una nueva ciudad, no concesionando por amiguismo y algún día se sabrá con que fines.