SALUTACIÓN DEL DIPUTADO PROVINCIAL ABRAHAM SKIERKIER